Mousse de chocolate 3.6

Piensa en ese domingo, cansado, no te apetece salir de casa, y para después de comer sientes esa necesidad imperiosa de comer chocolate. Para evitar coger la tableta y devorarla te propongo un postre rápido, y muy, muy fácil de hacer. Prepara el azúcar que empezamos.

Ingredientes:

2 huevos

125gr. de chocolate (cacao al 60%)

50gr. de mantequilla

50gr. de azúcar (si le pones un poco menos tampoco pasará nada)

50ml. de nata líquida para montar

IMG_6671

Esta receta no nos llevará más de 30 o 40 minutos, así es que hoy va a ser un visto y no visto. Para empezar, ponemos a fundir la mantequilla con el chocolate. Yo lo suelo hacer al baño maría, pero si tienes mano, utiliza el microondas con tiempos cortos.

IMG_6672

Ahora, mientras funde, vamos a montar las claras de los huevos. Reserva la yemas. Una vez montadas las claras, añade poco a poco el azúcar para hacer un merengue.

IMG_6673

Es importante que la clara quede bien montada. Bien, ahora ya tenemos el chocolate listo, deja atemperar un poco y añade las yemas de los 2 huevos. Mezcla bien. Por otro lado monta la nata líquida y reserva en el frigo.

Poco a poco iremos incorporando el chocolate al merengue. Cuidado al mezclar, ve añadiendo despacio y mezcla con una espátula girando desde el exterior al interior del bol, no queremos perder nada de aire. Una vez lo tengas mezclado, añade la nata. Con el mismo proceso, entremezclando lentamente.

IMG_6676

Al final tendrás algo parecido a esto.

IMG_6675

Nuestra mousse ya está lista. Ahora solo nos queda montar. Yo he utilizado un poco de sirope de chocolate y galletas Oreo desmenuzadas para el fondo.

IMG_6677

Ya solo nos queda añadir nuestra mousse y meter al frigo. Es importante servir fría. Si te ha quedado con una textura parecida a esta, enhorabuena cocinill@s, lo has vuelto a conseguir.

IMG_6679

Anuncios

Panacota 3.9

No soy muy dado a los postres, veo que es un tema que precisa más de medidas que de intuición, y tal vez por eso no termino de cuajar yo mucho en ese espacio. Pero si hay un postre sencillo y rápido de hacer, ese es la panacota (panna cotta). Hoy he querido jugar un poco con ingredientes nuevos así es que pondré los ingredientes básicos para una panacota sencilla. Y después (si queréis jugar un poco más) añadiré el resto para completar el plato. Empezamos.

Ingredientes

500ml. de nata líquida para montar.

50gr. de azúcar (aquí ya sabéis que al gusto, pero tampoco conviene pasarse)

Vainilla (lo suyo es utilizar una vaina de vainilla, pero si utilizas esencia tampoco te vamos a mirar mal. De echo yo hoy he usado un concentrado con semillas).

2 láminas de gelatina neutra.

IMG_5956

Y hasta aquí todo lo necesario para nuestra panacota. Ponemos en un cazo la nata, el azúcar y la vainilla, lo llevamos a ebullición (no te pases con el fuego, pon un fuego medio que la nata vaya cogiendo el sabor de la vainilla), una vez hierva, retira del fuego e introduce las láminas de gelatina que previamente habrás hidratado en agua muy fría (escurre bien las láminas antes de meterlas). Y listo, remueve un poco hasta que se fundan en la mezcla. Y ya está, nuestra panacota está lista. Cuando se temple un poco ponla en los moldes que más te gusten y deja enfriar.

IMG_5958

Vale, ya tenemos la panacota en la nevera enfriando. Pero yo he querido jugar un poco más. Para ello necesitaremos lo siguiente.

Ingredientes:

50ml. de licor de almendra amarga

100ml. de agua

1,5gr. de agar-agar (para el que no lo conozca, el agar es un gelificante de origen vegetal que permite básicamente hacer gelatinas calientes, no me voy a enrollar con la teoría).

He querido preparar una lámina fina de esta gelatina para acompañar a la panacota. Basta con añadirlo todo en un cazo y darle calor por encima de los 80º durante un mínimo de 2 minutos (o el agar-agar no gelificará). Bueno el resultado es algo parecido a esto.

IMG_5957

IMG_5967

Vale, una vez preparada la gelatina la retiramos, no es necesario meter en la nevera, una vez que haya gelificado no perderá la forma.

Ya estamos casi terminando, solo nos falta darle un toque ácido, para que los sabores no fueran tan neutros he pensado en pomelo rosado. Basta con licuar y hacer un zumo, tampoco te emociones poniéndole al plato, porque corres el riesgo de cargarte tu súper panacota. De echo yo lo que he utilizado ha sido la espuma (o aire), ni siquiera el líquido, para ello basta con meterle aire con una batidora al zumo y si ya te quieres coronar utiliza un poco de lecitina de soja para hacer que ese aire no pierda la forma.

IMG_5963

Vale lo tenemos todo. El colofón final de hoy ha sido el toque divertido. ¿Os acordáis de las “peta-zetas”?, pues eso, he utilizado un poco de azúcar efervescente para terminar de emplatar. Después de la experiencia, os diría que podéis pasar de la gelatina, o incluso del pomelo, pero si podéis haceros con el azúcar no dudéis en utilizarlo. Os encantará, palabrita de cocinillas.