Huevos revueltos 3.3

Los huevos revueltos no son así. Eso es lo que suelo decir cada vez que los pido en algún sitio y me sacan un plato con una tortilla francesa rota. El huevo revuelto tiene que ser otra cosa, algo más untuoso, cremoso… Después de indagar por el mundo del huevo he descubierto el secreto. Ojo que aquí os lo desvelo y sin llevarme nada a cambio. Preparad lápiz y papel cocinillas, porque hoy os desvelo el secreto mejor guardado. Manos limpias y al lío.

(Para hacer unos huevos revueltos, la base es el huevo, yo aquí os dejo los ingredientes que he utilizado yo. Pero puedes usar desde setas, hasta pollo, queso, espárragos…)

Ingredientes:

3 huevos

Puerro

Jamón serrano

Ajo negro

Sal

Fotor_14479643458718

La receta para este plato es bien sencilla, basta con poner a pochar en una sartén el puerro, cuando esté listo apartamos.

Por otro lado coloca en un cazo un poco de aceite y cuando esté caliente introduce los huevos y empieza a remover. Este es el truco cocinillas, mover y mover y mover durante todo el tiempo. No te pases con el fuego, utiliza un fuego medio, y cuando veas que sube bastante la temperatura, retira del fuego, todo esto sin dejar de mover. Ese es el truco, no hay más.

Fotor_144796448988762

Bueno, cuando hayas puesto los tres huevos, añade también el puerro. Casi al final, cuando veas que el huevo ya esta casi cuajado, y te ha quedado una crema firme, añade un diente de ajo negro bien picado y el jamón.

Fotor_144796456349363

Dale un par de vueltas, añade un pellizco de sal y un poco de aceite de oliva. Retira del fuego y sirve. Ya me dirás si esto es algo parecido, a lo que estás acostumbrado a que te sirvan por ahí. Di no, a la tortilla francesa rota.

IMG_20151119_213116

 

Anuncios

Fideos de arroz con setas y presa ibérica 1.9

Dando un paseo por los diferentes blogs que suelo visitar he visto que este mes en el “juego de bloguer@s 2.0” el tema principal eran las setas. Estamos en temporada así es que me he animado a preparar algo. Cuando me he puesto a pensar en una receta con setas, me ha venido a la cabeza un invierno en Extremadura, yendo a coger níscalos para después asarlos al calor de una buena chimenea. Nada como un buen jamón y unos níscalos asados para quitarle a uno las preocupaciones y los problemas. La receta de hoy va de eso, del recuerdo y de una buena materia prima. Vamos al lío cocinillas.

Ingredientes:

Setas (yo he utilizado shitake, shimeji blanco y marrón, champiñones y erinyi)

Queso gorgozola

Presa ibérica

Paleta de jamón ibérico

Fideos de arroz

Salsa de soja

Cayena

Nata líquida para cocinar

Sal

Fotor_144640341547215

Empezamos preparando una crema de setas muy sencilla, coloca las setas en una sartén con el fuego bastante fuerte y si te atreves ponle una cayena. Saltea y cuando las setas estén doradas añade un trozo de queso gorgonzola (suelo utilizar este queso porque es de mis preferidos, pero ya sabes que puedes poner el que quieras), a continuación añade la nata líquida (con unos 200ml. será suficiente), baja el fuego, y cocina un poco la nata.

Fotor_144640368986342

Si quieres añade un poco de pimienta negra. Ahora tritura bien corrige de sal y reserva la crema.

Fotor_144640377405396

Ahora vamos a poner a hidratar nuestros fideos de arroz. Coloca en un bol los fideos con agua fría y deja a remojo durante unos 10 minutos. Cuando ya estén blandos retira el agua.

Fotor_144640361653616

Ahora pon en una olla agua a hervir, cuando esté hirviendo vuelca el agua sobre el bol donde tienes los fideos, tenlos en ese agua durante unos 5 o 6 minutos. Pasado ese tiempo ya estarán listos para consumir. Ahora vamos a saltearlos. Para ello pon los fideos en una sartén y añade un buen chorro de salsa de soja.

Fotor_144640407536164

Por otro lado, coloca en una sartén con un poco de aceite unas setas. Saltea con fuego medio, pero no cocines mucho las setas, quedarán mejor si las dejas al dente.

Fotor_144640384661720

A continuación cocina la presa ibérica, no hace falta que añadas nada de aceite a la sartén. Con la propia grasa del filete será suficiente.

Fotor_144640396601649

Pues bien cocinillas, hemos llegado al final. Ahora solo tienes que montar en tu plato. Aquí te dejo mi sugerencia. Es un plato bastante contundente, recuerda no pasarte con las cantidades.

Fotor_144648646324559

Croquetas de jamón 6.3

Un clásico. Recetas hay tantas como madres y abuelas. Yo después de indagar, probar y por supuesto fracasar. Creo que por fin he encontrado la receta que a mí más me gusta (más que receta, proporciones). Nada como comerse una buena croqueta de jamón, así es que no perdamos más tiempo. ¡Al lío!

Ingredientes:

1l de leche (si es leche entera mejor), puedes variar la proporción y quitar 200ml de leche y ponérselos de nata líquida. Eso a tu gusto y al de tus calorías.

50gr de mantequilla

2 cebollas

100gr aprox. de jamón ibérico (o jamón serrano normal) está claro que cuanto mejor es un producto, mejor el resultado final si sabes trabajarlo bien. Aquí siéntete libre.

1 hueso de jamón

90gr de harina de trigo

Sal, pimienta y nuez moscada

Luego os explico los ingredientes para la salsa que he hecho para acompañar. Por el momento respira hondo y vamos a por la masa.

En primer lugar pica la cebolla muy fina, al igual que el jamón en trocitos pequeños.

IMG_6003

Resérvalo y pon en un cazo la leche (y nata en el caso de que hayas usado) junto con el hueso de jamón. Ponlo a un fuego medio y déjalo que esté calentando durante unos 20 minutos aproximadamente. En el momento que empiece a hervir baja el fuego y deja la leche que se mantenga caliente.

IMG_6004

Ahora, mientras tienes la leche calentando pon en una cazuela un poco de aceite y la mantequilla. Con unas 3 cucharadas de aceite será suficiente.

IMG_6005

En cuanto se funda un poco la mantequilla echa la cebolla y si notas el fuego alto bájalo, nos interesa que la cebolla tenga una cocción suave, que poche poco a poco.

IMG_6006

Pasarán unos 30 minutos (tiempo suficiente para que la leche haya hervido a fuego lento y haya infusionado con el hueso de jamón). Ahora es el momento de incorporar el jamón a la cebolla. No queremos que el jamón se cocine, nos interesa que sude, que la grasa se funda y se quede el saborcillo en nuestra masa o “rus” (roux en francés: mezcla de harina con alguna grasa, en este caso la leche), para ello baja al mínimo el fuego antes de incorporar el jamón.

IMG_6007

Vale, esto ya va teniendo buena pinta, y la cocina empieza a oler de maravilla. Pues solo es el principio cocinillas, esto acaba de empezar. Bueno seguimos, cocinamos como un minuto el jamón junto con la cebolla, y a continuación añadimos la harina y empezamos a remover, para ello tendremos que subir un poco el fuego, pero no te emociones o se te quemará la harina. Verás que se te empieza a formar una pelota de masa, tranqui, eso no es malo. Sigue removiendo (ayúdate con una varilla de batir huevos) y cocina la harina unos 5 minutos, no tiene que quedarte nada blanco por la cazuela, eso significará que toda la harina está bien mezclada.

IMG_6008

Vale, ahora llega el momento de la verdad, ahora es cuando empezamos con nuestra bechamel. De aquí puedes salir por la puerta grande o por el balcón, de ti depende. Lo más importante es tener la leche caliente, eso evitará que se hagan grumos en la bechamel. Empieza a añadir la leche poco a poco, un par de cazos para empezar, y remueve (si notas el fuego alto bájalo un poco), tiene que ser una cocción suave.

IMG_6009

No pares de remover y verás como la leche desaparece, aguanta unos segundos más removiendo y añade otros dos cazos de leche, y así hasta que tengas el litro de leche incorporado en la cazuela. Pero no cantes victoria que aún no has terminado, la bechamel tiene que cocinarse unos 30 minutos aprox. Así es que tómatelo con calma, poco a poco. Tiene que quedarte una masa que no parezca un ladrillo, pero que tampoco sea un batido. La palabra sería “cremosidad”, eso es lo que tienes que notar. Ahora prueba y añade un poco de nuez moscada, pimienta y sal. ¿Lo tienes?, genial.

IMG_6010

Coloca la masa en una fuente y envuelve en papel film la masa (que el plástico toque la bechamel, así evitará que forme costra). Deja que baje la temperatura y luego mete al frigo 24 horas.

Bien, ha pasado un día y estamos ansiosos por hacer nuestras croquetas ¿no?, pues vamos a ello.

Ingredientes:

Pan rallado

3 huevos

Harina

IMG_6020

Ponte un poco de aceite en las manos para que no se te pegue mucho la bechamel, y coge una bola y dale la forma de croqueta (hay gente que las hace redondas, se comen igual, así es que, como mejor te venga), pasa por harina, huevo y pan rallado. Y repite el proceso una y otra y otra…. así hasta que se termine la bechamel.

IMG_6022

Ya puedes congelar o preparar tápers para repartir por el barrio, eso lo dejo a tu elección. Importante que para freírlas las dejes otra vez en la nevera un rato que vuelvan a enfriarse. Usa abundante aceite para freír y ya está. Tu suegra se sentirá muy orgullosa de ti, palabrita de cocinillas.

Pulsa aquí para ver el resultado

(Salsa opcional para acompañar por si aún te sientes con ganas de seguir cocinando)

Para preparar una salsa que le va de escándalo a estas croquetas, solo necesitas esto.

Ingredientes:

2 pimientos del piquillo

1 yema de huevo (solo la yema ¡ojo!)

1/2 ajo

Aceite y sal

Haremos una “ajonesa” de piquillos. Solo tienes que añadirlo todo y triturar, cuando lo tengas empieza a añadir aceite poco a poco para que emulsione y ligue. Listo, tendrás una crema muy suave y ligera perfecta para tus croquetas. IMPORTANTE: hemos usado una yema cruda, así es que refrigera y consume en el menor tiempo posible. Te recomiendo que la prepares y la uses al instante de consumir. Y ya está, todo listo cocinillas, acepto invitaciones para ver vuestros resultados.