Garbanzos con espinacas y bacalao 6.3

No llega el frío y yo, ya no puedo esperar más, necesito la llegada urgente de un plato de cuchara. Tampoco quería hacer nada laborioso y difícil, solo algo que hiciera sentir que el invierno, ya está llegando. Nos lavamos las manos y vamos a ello.

Ingredientes:

Garbanzos ( ya cocidos)

Bacalao

Espinacas

Caldo de pollo

Huevo

Tomate natural triturado

Ajo

Comino molido

Pimienta y sal

DSC_0161

Empezamos poniendo agua a hervir para cocer las espinacas, trocéalas antes de meterlas en el cazo y en el momento que el agua empiece a hervir, añade un poco de sal e introduce las espinacas durante un minuto. No más.

DSC_0163

Por otro lado, pica un par de dientes de ajo y sofríe en una cazuela con un poco de aceite, a continuación añade el tomate (unas 3 o 4 cucharadas soperas) y una pizca de comino molido. Ojo con el comino, es muy potente.

DSC_0164

Sofríe durante un rato, y cuando el tomate esté listo, añade los garbanzos y rehoga durante un minutillo. Es el momento de añadir el caldo de pollo ( te vale un caldo comprado o que tengas ya hecho en casa, no nos vamos a poner exquisitos). Con que el caldo cubra los garbanzos será suficiente.

DSC_0165

Si quieres acompañar con un huevo, pon agua a hervir (puedes hacer huevo duro o poché), para un huevo poché, el agua no debe hervir, antes de que rompa la ebullición añade unas gotas de vinagre e introduce el huevo de 2 a 3 minutos.

DSC_0167

Seguimos con nuestros garbanzos, en el momento que empiece a hervir nuestro “potajillo”, es el momento de añadir las espinacas y el bacalao desmigado. Cocina durante un par de minutos más y corrige de sal, y añade un poco de pimienta.

Fotor_144796410684732

Listo cocinillas, ponte el batín y las pantuflas, coge una cuchara tamaño extra y disfruta. Como siempre, aquí te dejo mi presentación, he añadido unos bastones de pan frito, para rematar. Como truco, si ves que la salsa te ha quedado un poco líquida, añade una cucharada pequeña de harina fina de maíz para que espese un poco antes de retirar del fuego.

Fotor_144796422971516

Anuncios

Lasaña de berenjena 9.1

Hoy preparamos una lasaña de berejenas con espinacas y champiñones. Un plato sencillo y rápido de preparar. Te sacará de más de un apuro, en alguna comida improvisada. Prueba y seguro que la añades a tu recetario. Nos lavamos las manos y al lío.

Ingredientes:

Berenjena

Espinacas

Champiñones

Cebolla

Leche

Queso gorgonzola y queso curado

Harina

Mantequilla

Aceite, sal y nuez moscada

IMG_6368

Bien cocinillas, empezamos cortando la berenjena en láminas finas, prepara previamente un bol con agua fría y exprime dentro medio limón. Eso evitará que se oxide la berenjena. Inmediatamente después de cortarla introdúcela en el bol.

IMG_6369

Prepara una bandeja de horno y pon la berenjena junto con un poco de sal y pimienta. Ahora introduce en el horno que previamente habrás puesto en marcha a unos 200º, deja la berenjena durante unos 15 o 20 minutos.

IMG_6370

Ahora nos ponemos con la bechamel. Ya te he explicado en la entrada de croquetas de jamón 6.3 como hacer una bechamel, pues bien, los pasos son los mismos, aunque la bechamel la haremos un poco más líquida. Para ello, ponemos en una sartén un poco de aceite de oliva y unos 20gr. de mantequilla. Cuando haya cogido todo un poco de calor, añade una cebolla picada.

IMG_6371

Ahora cocinamos la cebolla y cuando esté bien pochada (recuerda no darle mucha caña al fuego), añadimos los champis y seguimos cocinando un poco más.

IMG_6372

Cuando estén los champis en su punto, añadimos un par de cucharadas de harina y cocinamos hasta que la harina quede perfectamente integrada.

IMG_6374

Mientras cocinas la harina para integrarla con la cebolla y los champis, pon a calentar un cazo con leche, que ahora empezaremos a añadir a nuestra sartén. Ya sabes, cocina poco a poco.

IMG_6375

No queremos hacer croquetas, ni masa para poner ladrillos, así es que intenta que quede ligera. Una vez que la tengas, añade sal y un poco de nuez moscada. Bechamel lista.

Ahora en un cazo ponemos un poco de agua a hervir, para escaldar las espinacas. No queremos cocinarlas mucho, así es que lo que haremos será ponerlas en agua hirviendo durante unos segundos (unos 30 serán suficientes), y a continuación introduce las espinacas en agua con hielo. De esa forma cortaremos la cocción y bloquearemos la clorofila para evitar que las espinacas pierdan el color.

IMG_6373

Bueno pues ya tenemos nuestro plato listo. Bueno casi, solo tenemos que empezar a hacer nuestra lasaña. Para eso, utiliza un recipiente con altura para colocar las diferentes capas. Empieza colocando una de berenjena.

IMG_6376

A continuación, colocamos otra capa de espinacas (escurre bien las hojas antes de ponerlas), y añade un poco de queso gorgonzola, la cantidad la dejo a tu gusto.

IMG_6377

Ahora colocamos unas cucharadas de nuestra bechamel de champiñones.

IMG_6378

Repetimos el proceso y terminamos con una última capa de berenjena y bechamel. Añade un poco de queso curado  rayado por encima y mete al horno para gratinar.

IMG_6380

Cuando el queso ya esté dorado retira del horno y acerca la nariz para oler esa maravilla. Cuidado que no te caiga la lagrimilla dentro del plato. Si quieres servir en platos individuales monta tu lasaña directamente en el plato y luego gratina. Serás la envidia de tus amigos. Palabrita de cocinillas.