Sopa de cebolla con puré de coliflor 5.4

¿Quién no ha soñado alguna vez con comida?, yo soy uno de ellos. Hace algunas noches soñé con este plato. No sé si lo habré visto en algún sitio, o simplemente es fruto de mi imaginación, el caso es que uno se pone a cocinar y cuando termina puede decir que un sueño se ha hecho realidad. Aviso, es la primera vez que cocino con coliflor, es la primera vez que la pruebo, es la primera vez que cocino un sueño. Vamos a ello.

Ingredientes:

5 o 6 cebollas

Coliflor

Queso parmesano

Pan

Mantequilla

Azafrán, cebollino fresco, aceite de oliva, ajo y sal

Receta sencilla, y fácil de preparar. Empezamos cortando todas las cebollas y poniéndolas a pochar con un poco de aceite en una olla a fuego medio.

IMG_6175

Por otro lado, en un cazo pequeño (depende de la cantidad que tú quieras hacer) coloca unos trozos de coliflor a hervir con un poco de agua y un chorrito de aceite. No interesa que nos quede un puré muy blando, así es que controla el agua que pones, ten en cuenta que la coliflor absorbe bastante líquido.

IMG_6177

Vamos bien, dos fuegos en marcha y seguimos removiendo la cebolla, con unos 15 minutos aprox. será suficiente para que poche bien. Ahora añádele como un litro de agua, siempre depende de la cantidad que quieras hacer, tenlo en cuenta. Lo que buscamos es un caldo bastante concentrado, con sabor, nada de “aguachirris”, así es que si quieres hacer más cantidad pon más cebolla y más agua.

IMG_6178

Han pasado unos 15 minutos, y la coliflor ya está tierna, prueba a pincharle un palillo de madera, si no te cuesta trabajo introducirlo es porque es el momento de retirar. Tritura la coliflor sin el agua y añade un poco de sal, como siempre te digo, a tu gusto. Una vez triturado, utiliza el mismo cazo para poner unas hebras de azafrán y un poco de mantequilla, el azafrán es un producto muy delicado, además de caro, trátalo con cariño y no lo achicharres. En cuanto haya cogido un poco de calor y la mantequilla se haya derretido estará listo.

IMG_6179

Quería que el puré tuviera ese gusto a azafrán (así lo soñé), pero si no quieres ponerle yo haré como que no he visto nada. Bien, ahora añade el puré al cazo y remueve durante unos minutos.

IMG_6180

Ya tenemos listo nuestro primer elemento, el puré de coliflor. Venga ahora es el momento de ponernos con el parmesano, la sopa sigue en el fuego (recuerda que queremos el máximo sabor, así es que la tendremos una hora larga), remueve de vez en cuando.

Para nuestro crujiente de parmesano, ralla un poco encima de un papel encerado y mételo en el horno con el grill a máxima potencia, ojo que no se te queme (a mí se me ha quemado el primero, pero tú no tienes excusa). En cuanto esté dorado retira del horno.

IMG_6181

Si lo pones es una taza, conseguirás que luego cuando se enfríe mantenga esa forma, pero nadie te va a mirar mal si no lo haces, así es que tranqui. Estamos casi llegando al final, te veo bien cocinillas, sigue así. Ahora vamos a hacer los picatostes de pan frito. Para ello he usado un pan de molde, pero ya sabes que cualquier trozo de pan que tengas en casa te valdrá. Coloca en una sartén un par de dientes de ajo con unas 4 cucharadas de aceite. Tampoco necesitamos darle un baño al pan, así es que controla.

IMG_6183

En cuanto el ajo empiece a cocinarse y el aceite esté caliente, introduce el pan, cuando estén bien dorados retira y colócalos en un trozo de papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Lo tenemos casi terminado. Ahora falta esperar a que la sopa termine de reducir y adquiera un color oscuro.

IMG_6182

En ese momento retira del fuego y listo. Ya tenemos nuestro plato terminado. Ahora te dejo una foto con mi emplatado, pero ya sabes que eso lo dejo a tu libre elección.

Buen trabajo cocinillas. Tus vecinos pronto harán cola en la puerta de tu cocina.

IMG_6184

Anuncios

Fabes con almejas 7.2

Plato que llevaba tiempo queriendo hacer. Es un poco laborioso por el tiempo que se necesita, pero merecerá la pena. Existen infinidad de recetas como es lógico, he estudiado varias y me quedo con esta, como siempre digo, que cada cual experimente, improvise y sobretodo disfrute. Vamos a ello.

Ingredientes para 4 aprox.

250gr. de fabes (tienes variedad de precios y calidades, siéntete libre y prueba, con esta cantidad será suficiente, pero no te cortes si quieres guardar un táper).

200ml. de caldo de pescado

Una cebolla, un par de dientes de ajo, medio nabo, un par de zanahorias, perejil, un pimiento choricero, un trozo de pimiento verde, un pedazo de apio, una hoja de laurel y medio puerro.

Almejas

Vino blanco

Venga empezamos. Ten en cuenta que antes de ponerte manos a la obra tienes que tener “les fabes” en remojo de 12 a 16 horas antes, cambiando el agua cada 6 o 7. Es importante que el agua esté constantemente cubriéndolas.

IMG_5977

Al día siguiente tira ese agua y añade en una cazuela les fabes, el caldo de pescado y toda la verdura. Añade agua hasta cubrir bien todos los elementos y métele caña al fuego.

IMG_5978

Ahora pon las almejas en un bol con agua fría y un puñado de sal para limpiarlas, déjalas en la nevera y reserva hasta nueva orden.

IMG_5981

Nos interesa que rompa a hervir rápido. Luego pongo a un fuego medio-bajo. Empezará a formarse una espuma en la parte superior de la cazuela, retira con una espumadera.

IMG_5979

Y nada, ahora a esperar, deja que vaya cociendo a fuego lento y remueve con cuidado cada cierto tiempo. Tendrás por delante un par de horas aprox., ve probando y cuando notes que están casi hechas pasamos al siguiente punto. Ahora retira toda la verdura y tritura bien. Añade unas cuantas fabes también para triturar, eso hará que espese un poco más el caldo, introduce en la cazuela de nuevo todo lo triturado y mezcla con cuidado. Te quedará algo parecido a esto

IMG_5980

Estamos llegando al final. Ahora nos queda preparar las almejas. Pon en una sartén un poco de aceite y añade un par de ajos cortados en láminas. Cuando se empiecen a dorar añade las almejas y un poco de vino blanco con perejil picado. Pon una tapa y espera a que se abran.

IMG_5982

Inmediatamente después de que se abran corta la cocción (no nos interesa que se hagan demasiado). Añade solo el caldo a la cazuela y termina de cocinar les fabes. Ahora solo tienes que añadir la sal al guiso y cuando tengas la textura deseada añade las almejas y deja reposar unos minutos con el fuego ya apagado. Sírvete un plato y disfruta. Date el capricho de ponerte una copita de vino. ¡Hoy te la has ganado!