Pulpo con guisantes, ajo negro y pomelo 5.7

Hola cocinillas, hoy me he encontrado con un pulpo y he pensado en hacer algo que se salga del típico pulpo con patatas y pimentón. Como entrante, o tapa para acompañar con un buen vino blanco es ideal. A priori parecerán muchos ingredientes, pero puedes prescindir de aquellos que no te llamen la atención. Manos limpias y al lío.

Ingredientes:

Pulpo

Pepinillos

Ajo negro

Huevo

Guisantes

Chalotas o cebollas

Caldo de carne

Mantequilla

Sal

Aceite de girasol

Pomelo

Jengibre

Xantana

IMG_1778

En la imagen verás un aguacate, había pensado integrarlo, pero a medida que hacía la receta he preferido prescindir de él. El pulpo lo compré ya hervido, en otra ocasión lo haremos desde el principio. Aclarado esto, empezamos por preparar una crema de guisantes. Estamos en temporada así es que intenta prescindir de los congelados.

Empieza por pelar un par de chalotas y trocéalas. Añádelas a una sartén y déjalas pochar a fuego medio. Por otro lado pon en un cazo con agua hirviendo los guisantes. Tenlos unos pocos segundos, como 40-45. Inmediatamente después ponlos en un bol con agua y hielo. Así conseguiremos que el verde de los guisantes se mantenga intacto bloqueando la clorofila. Añádelos a la sartén con la chalota y saltéalos durante unos minutos.

IMG_1779

Ahora añade un poco de caldo de carne (no mucho, ya que luego trituraremos y queremos que quede un puré), trocea un poco de jengibre, cuidado que es muy potente, no mucha cantidad, añade también a la sartén, deja hervir durante unos minutos y retira del fuego.

IMG_1781

Tritura bien y pasa por un colador fino. Añade de nuevo a la sartén y agrega un dado de mantequilla.

IMG_1782

Reserva el puré. Si quieres hacer más cantidad, esta elaboración va perfecta como primer plato.

Seguimos ahora con una mayonesa de ajo negro. Ya hicimos una para otra receta, si pulsas aquí la obtendrás.

Es el momento del pomelo, totalmente opcional. Exprime y pasa por un colador. Pon el zumo en un cazo y agrega 1gr. de Xantana. La goma Xantana es un gelificante, hará que el zumo adquiera una textura más densa.

Una vez preparados los ingredientes, monta tu plato. Yo te dejo mi sugerencia como siempre. Supongo que ya tendrás una botella de vino blanco en la nevera lista para abrir.

IMG_1785

 

 

Pollo empanado con panko 1.3

Receta rápida, llevaba tiempo queriendo probar el panko. Para quien no lo sepa, el panko es un pan rallado de origen japonés que se hace con harina de trigo, el empanado queda mucho más crujiente y ligero. Si tienes la oportunidad, no dejes de probarlo. Para esta receta solo necesitarás unos minutos. Vamos al lío.

Ingredientes:

Pechuga de pollo

Huevo

Panko

IMG_1774

De forma opcional puedes dejar las pechugas macerando en leche un par de horas, quedarán más jugosas.

Pasa por huevo las pechugas y a continuación por el panko, si quieres repite el proceso para hacer un doble rebozado, quedará más crujiente.

IMG_1775

Ahora pon una sartén con bastante aceite a calentar. Cuando esté bien caliente añade las pechugas y deja que se doren bien. Coloca sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite y listo. Tienes mil formas de disfrutar estas pechugas. Yo las he acompañado con mostaza. Aquí tienes mi resultado cocinillas.

IMG_1772

Empanadilla exprés 5.2

Receta barata, no voy a decir que sencilla, porque tienes que tener un poco de paciencia para montar las empanadillas, pero en cuanto a técnica culinaria se refiere, el nivel el 0. Basta con que sepas poner una sartén en el fuego. De vez en cuando suelo hacerlas, porque suelen sacar de un apuro. Aún así, tengo pendiente probar a hacer la masa. De momento nos conformamos con esta. Manos limpias y al lío.

Ingredientes:

Tomate triturado natural

Cebolla

Atún (yo he usado bonito en conserva)

Huevo duro

Vino blanco

Obleas para empanadillas

Sal, pimienta y azúcar

IMG_0743

La receta no tiene ningún misterio, empieza por cortar la cebolla en trozos muy pequeños y ponla a pochar en una sartén con el fuego bajo-medio. En cuanto la cebolla esté bien pochada añade un chorrito de vino blanco y deja que evapore el alcohol, a continuación añade el tomate triturado.

IMG_0744

Mientras se cocina el tomate, pon a hervir un huevo. Una vez el tomate haya adquirido un tono más oscuro y haya perdido parte del agua, añade la sal y un poco de azúcar. A continuación añade el atún o bonito en trozos pequeños y el huevo duro cortado también en pequeños trozos.

IMG_0745

Integra bien los ingredientes y listo. Ya tenemos el relleno de nuestras empanadillas. Ahora viene la tarea más pesada. Coge las obleas y pon una cucharada del relleno, ciérrala y con un tenedor termina de sellar los bordes.

IMG_0746

A algunas que me iba a comer en el momento, les he añadido unos dados de queso, eso lo dejo a tu libre elección.

IMG_0747

Una vez selladas las empanadillas, solo nos queda poner en abundante aceite caliente y freír. En cuestión de unos minutos estarán listas para probar. Te garantizo que con una no tendrás suficiente.

 

Mejillones escabechados 3.7

Hola cocinillas, hoy toca tapa. Plato sencillo para abrir boca. Que nos llevará poco tiempo preparar. Esos sí, para que los mejillones adquieran el sabor de nuestro escabeche los dejaremos reposar un par de días. Ten paciencia para probarlos, merecerá la pena esperar. Manos a la obra.

Ingredientes:

Mejillones

Aceite de oliva (medio vaso)

Vinagre de manzana, o cualquier vinagre no muy potente (medio vaso)

Pimentón dulce (una cucharada)

Pimienta negra

Uno o dos dientes de ajo

Laurel (una hoja)

Cilantro

Vino blanco (medio vaso)

Patata (para acompañar con un puré)

IMG_0482

Vamos por orden, la receta es sencilla así es que no nos llevará mucho tiempo. En primer lugar ponemos el aceite a calentar en un cazo con los ajos (no es necesario pelarlos, será suficiente con darles un golpe). Si quieres darle un toque picante al escabeche puedes añadir una punta de guindilla roja, o un poco de pimentón picante, pero cuidado. Por otro lado pon los mejillones a cocer con el vino blanco. En el momento que se abran retira del fuego y reserva el agua que te haya quedado.

IMG_0483

Cuando los ajos ya estén dorados baja al mínimo el fuego y con cuidado saca los mejillones de su concha y limpia las barbas que puedan quedar. Ahora añade los mejillones al aceite y cocina unos segundos. Solo hay que marcarlos un poco, si te pasas luego quedarán duros.

IMG_0484

Después de haberlos marcado retíralos del aceite y reserva. Añade ahora al aceite (con el fuego muy bajo) el pimentón. Cuidado de no quemarlo, a continuación añade el vinagre y cuela el caldo de hervir los mejillones y añádelo también, junto con la pimienta y la hoja de laurel.

IMG_0485

Deja que hierva un poco y que ligue todo. El escabeche ya está listo. Solo tendrás que dejar enfriar y añadir los mejillones.

IMG_0486

Podrás consumirlos en cualquier momento, pero si tienes paciencia y esperas unos días será mucho mejor.

Para acompañar el plato, he preparado un puré de patata muy sencillo, aquí tienes uno que preparé para un solomillo.

IMG_0487

Ahora solo nos queda montar nuestro plato. Aquí te dejo mi sugerencia. Le he añadido un aceite de cilantro (tritura unas hojas con aceite de oliva) y un pepinillo agridulce bien picado. Espero que te guste cocinillas. Serás la envidia del tapeo.

IMG_0489

 

 

Patatas fritas 5.5

Hola cocinillas, como ya sabéis las entradas que de estos próximos días serán sencillas y ricas. Hoy hacemos patatas fritas. Aún no he conocido a nadie que no le gusten. Y estoy convencido que si las acompañáis con esta salsa, serán irresistibles. Manos limpias y al lío.

Ingredientes:

Patatas

Sobrasada (de untar nos vale)

Queso gorgonzola

Nata líquida

Romero y tomillo frescos

Mantequilla

Miel

Tabasco

Sal

IMG_0297

Empezamos cortando nuestras patatas, lava bien para que suelten todo el almidón. Pon aceite a calentar para freír. Es importante que el aceite no este demasiado caliente. Queremos que las patatas se hagan por dentro. El dorado lo conseguiremos después. De momento añade las patatas con el aceite a una temperatura media.

Nos ponemos con la salsa. Para ello, en un cazo añade un poco de mantequilla (no mucha), junto con el queso y la sobrasada.

IMG_0298

Mientras empieza a fundir, corta un poco de romero y tomillo bien picado. Cuando todo esté bien fundido añádelo al cazo junto con una cucharada o dos de miel.

IMG_0299

Utiliza una varilla para integrar bien todos los ingredientes. Añade ahora unas gotas de tabasco (a tu gusto) y a continuación la nata. No queremos una salsa muy líquida, buscamos que esa salsa se quede impregnada en la patata, para ello vigila la cantidad de nata. Sigue moviendo y baja el fuego, que se cocine bien a fuego bajo-medio.

IMG_0300

Pasados unos minutos, comprueba que tus patatas ya están tiernas por dentro. Saca del aceite y deja reposar.

IMG_0301

Mientras reposan las patatas, dale los últimos toques a la salsa y pásala por un colador. Esto es totalmente opcional, pero si quieres que quede una salsa más fina hazlo.

Reserva la salsa y dale caña al fuego para terminar con las patatas. Cuando el aceite esté muy caliente, echa las patatas, verás en cuestión de unos segundos empiezan a dorarse. Con esto conseguirás que queden tiernas por dentro y crujientes por fuera.

IMG_0302

Cuando estén a tu gusto retira del fuego, coloca en un bol con papel de cocina y añade un pellizco de sal. Ahora solo tienes que acompañarlas con la salsa que has preparado. Espero que te gusten tanto como a mí. Aquí te dejo las mías.

IMG_0303