Risotto con codorniz y guisantes 7.1

Hoy presentamos un arroz (variedad bomba), no es un risotto al uso, tampoco un arroz meloso. Ponle el nombre que quieras cuando lo pruebes. Tampoco te tires de los pelos al oír la palabra arroz, es mucho más sencillo de lo que parece. Vamos a ello.

Ingredientes:

Arroz (unos 70gr. por persona irán bien)

1 cebolla

1 par de zanahorias

2 codornices

Vino blanco

Un trozo de queso curado

Guisantes

Agua

Sal, pimienta, 2 dientes de ajo, pimentón dulce y unas ramas de tomillo (si no tienes, usa laurel, o alguna hierba que te guste)

IMG_6082

Manos a la obra, lo primero que tenemos que hacer es sacar los muslos y las pechugas de nuestras codornices, resérvalas y ni se te ocurra tirar las carcasas, las usaremos para el caldo.

IMG_6083

Hecho esto, ponemos en una olla, la cebolla junto con los ajos cortados, el tomillo y la zanahoria. Añade un poco de aceite y dale caña al fuego, que esté bastante fuerte.

IMG_6084

Removemos durante unos diez minutos, sin bajar el fuego. La cebolla se tiene que ir dorando, añade ahora las carcasas de las codornices. Sigue removiendo, que se entremezcle todo. Si notas que se pega algo en el fondo de la olla no te preocupes, eso nos dará potencia para el caldo. Sigue a fuego vivo y añade un poco de vino blanco, sigue removiendo.

IMG_6085

Cuando veas que todo ya tiene un color dorado añade el resto del vino y agua hasta cubrirlo todo. Baja el fuego y relájate.

IMG_6086

Ya tenemos la mitad de nuestro trabajo hecho. Ahora solo tenemos que dejar el caldo que hierva durante unos 30 minutos, cuanto más tiempo lo dejes más concentrado, pero cuidado que luego te puede faltar caldo para el arroz, ojo con eso.

Vale ya tenemos nuestro caldo listo, es el momento de añadir la sal. Prueba y ahora cuélalo y ponlo en un cazo para mantenerlo caliente.

IMG_6087

En la misma olla que hemos usado para el caldo añadimos un poco de aceite (no hace falta que la laves, nos interesa el saborcillo que pueda quedar ahí). A continuación añade los guisantes y añade un poco de pimentón (ojo que no se te queme el pimentón, no lo cocines mucho), remueve un par de veces rápido y añade el arroz.

IMG_6088

Cocina un poco el arroz dándole un par de vueltas durante unos 3 o 4 minutos. Ahora pon el fuego en un punto medio y añade un par de cazos de caldo. Empieza a remover.

IMG_6089

Al igual que en un risotto, iremos añadiendo el caldo poco a poco sin dejar de remover, a medida que se va consumiendo y es absorvido por el arroz. Importante no dejar de mover. Sigue dándole vueltas y añadiendo el caldo. En unos 20 minutos aprox. lo tendrás casi listo.

Es el momento de añadir el queso rallado y poner en una sartén un poco de aceite.

IMG_6091

Recta final, ahora tenemos que ponernos las pilas, coloca las pechugas y muslos en la sartén por el lado de la piel y deja que dore, pon un poco de sal y pimienta al gusto. (Sigue removiendo el arroz)

IMG_6090

Apaga el fuego del arroz, comprueba el punto de sal y termina de hacer las codornices. Trabajo hecho, ya solo te falta colocar en un plato y servir. Enhorabuena cocinillas, tu madre se sentiría muy orgullosa de ti.

Anuncios

Croquetas de jamón 6.3

Un clásico. Recetas hay tantas como madres y abuelas. Yo después de indagar, probar y por supuesto fracasar. Creo que por fin he encontrado la receta que a mí más me gusta (más que receta, proporciones). Nada como comerse una buena croqueta de jamón, así es que no perdamos más tiempo. ¡Al lío!

Ingredientes:

1l de leche (si es leche entera mejor), puedes variar la proporción y quitar 200ml de leche y ponérselos de nata líquida. Eso a tu gusto y al de tus calorías.

50gr de mantequilla

2 cebollas

100gr aprox. de jamón ibérico (o jamón serrano normal) está claro que cuanto mejor es un producto, mejor el resultado final si sabes trabajarlo bien. Aquí siéntete libre.

1 hueso de jamón

90gr de harina de trigo

Sal, pimienta y nuez moscada

Luego os explico los ingredientes para la salsa que he hecho para acompañar. Por el momento respira hondo y vamos a por la masa.

En primer lugar pica la cebolla muy fina, al igual que el jamón en trocitos pequeños.

IMG_6003

Resérvalo y pon en un cazo la leche (y nata en el caso de que hayas usado) junto con el hueso de jamón. Ponlo a un fuego medio y déjalo que esté calentando durante unos 20 minutos aproximadamente. En el momento que empiece a hervir baja el fuego y deja la leche que se mantenga caliente.

IMG_6004

Ahora, mientras tienes la leche calentando pon en una cazuela un poco de aceite y la mantequilla. Con unas 3 cucharadas de aceite será suficiente.

IMG_6005

En cuanto se funda un poco la mantequilla echa la cebolla y si notas el fuego alto bájalo, nos interesa que la cebolla tenga una cocción suave, que poche poco a poco.

IMG_6006

Pasarán unos 30 minutos (tiempo suficiente para que la leche haya hervido a fuego lento y haya infusionado con el hueso de jamón). Ahora es el momento de incorporar el jamón a la cebolla. No queremos que el jamón se cocine, nos interesa que sude, que la grasa se funda y se quede el saborcillo en nuestra masa o “rus” (roux en francés: mezcla de harina con alguna grasa, en este caso la leche), para ello baja al mínimo el fuego antes de incorporar el jamón.

IMG_6007

Vale, esto ya va teniendo buena pinta, y la cocina empieza a oler de maravilla. Pues solo es el principio cocinillas, esto acaba de empezar. Bueno seguimos, cocinamos como un minuto el jamón junto con la cebolla, y a continuación añadimos la harina y empezamos a remover, para ello tendremos que subir un poco el fuego, pero no te emociones o se te quemará la harina. Verás que se te empieza a formar una pelota de masa, tranqui, eso no es malo. Sigue removiendo (ayúdate con una varilla de batir huevos) y cocina la harina unos 5 minutos, no tiene que quedarte nada blanco por la cazuela, eso significará que toda la harina está bien mezclada.

IMG_6008

Vale, ahora llega el momento de la verdad, ahora es cuando empezamos con nuestra bechamel. De aquí puedes salir por la puerta grande o por el balcón, de ti depende. Lo más importante es tener la leche caliente, eso evitará que se hagan grumos en la bechamel. Empieza a añadir la leche poco a poco, un par de cazos para empezar, y remueve (si notas el fuego alto bájalo un poco), tiene que ser una cocción suave.

IMG_6009

No pares de remover y verás como la leche desaparece, aguanta unos segundos más removiendo y añade otros dos cazos de leche, y así hasta que tengas el litro de leche incorporado en la cazuela. Pero no cantes victoria que aún no has terminado, la bechamel tiene que cocinarse unos 30 minutos aprox. Así es que tómatelo con calma, poco a poco. Tiene que quedarte una masa que no parezca un ladrillo, pero que tampoco sea un batido. La palabra sería “cremosidad”, eso es lo que tienes que notar. Ahora prueba y añade un poco de nuez moscada, pimienta y sal. ¿Lo tienes?, genial.

IMG_6010

Coloca la masa en una fuente y envuelve en papel film la masa (que el plástico toque la bechamel, así evitará que forme costra). Deja que baje la temperatura y luego mete al frigo 24 horas.

Bien, ha pasado un día y estamos ansiosos por hacer nuestras croquetas ¿no?, pues vamos a ello.

Ingredientes:

Pan rallado

3 huevos

Harina

IMG_6020

Ponte un poco de aceite en las manos para que no se te pegue mucho la bechamel, y coge una bola y dale la forma de croqueta (hay gente que las hace redondas, se comen igual, así es que, como mejor te venga), pasa por harina, huevo y pan rallado. Y repite el proceso una y otra y otra…. así hasta que se termine la bechamel.

IMG_6022

Ya puedes congelar o preparar tápers para repartir por el barrio, eso lo dejo a tu elección. Importante que para freírlas las dejes otra vez en la nevera un rato que vuelvan a enfriarse. Usa abundante aceite para freír y ya está. Tu suegra se sentirá muy orgullosa de ti, palabrita de cocinillas.

Pulsa aquí para ver el resultado

(Salsa opcional para acompañar por si aún te sientes con ganas de seguir cocinando)

Para preparar una salsa que le va de escándalo a estas croquetas, solo necesitas esto.

Ingredientes:

2 pimientos del piquillo

1 yema de huevo (solo la yema ¡ojo!)

1/2 ajo

Aceite y sal

Haremos una “ajonesa” de piquillos. Solo tienes que añadirlo todo y triturar, cuando lo tengas empieza a añadir aceite poco a poco para que emulsione y ligue. Listo, tendrás una crema muy suave y ligera perfecta para tus croquetas. IMPORTANTE: hemos usado una yema cruda, así es que refrigera y consume en el menor tiempo posible. Te recomiendo que la prepares y la uses al instante de consumir. Y ya está, todo listo cocinillas, acepto invitaciones para ver vuestros resultados.

Fabes con almejas 7.2

Plato que llevaba tiempo queriendo hacer. Es un poco laborioso por el tiempo que se necesita, pero merecerá la pena. Existen infinidad de recetas como es lógico, he estudiado varias y me quedo con esta, como siempre digo, que cada cual experimente, improvise y sobretodo disfrute. Vamos a ello.

Ingredientes para 4 aprox.

250gr. de fabes (tienes variedad de precios y calidades, siéntete libre y prueba, con esta cantidad será suficiente, pero no te cortes si quieres guardar un táper).

200ml. de caldo de pescado

Una cebolla, un par de dientes de ajo, medio nabo, un par de zanahorias, perejil, un pimiento choricero, un trozo de pimiento verde, un pedazo de apio, una hoja de laurel y medio puerro.

Almejas

Vino blanco

Venga empezamos. Ten en cuenta que antes de ponerte manos a la obra tienes que tener “les fabes” en remojo de 12 a 16 horas antes, cambiando el agua cada 6 o 7. Es importante que el agua esté constantemente cubriéndolas.

IMG_5977

Al día siguiente tira ese agua y añade en una cazuela les fabes, el caldo de pescado y toda la verdura. Añade agua hasta cubrir bien todos los elementos y métele caña al fuego.

IMG_5978

Ahora pon las almejas en un bol con agua fría y un puñado de sal para limpiarlas, déjalas en la nevera y reserva hasta nueva orden.

IMG_5981

Nos interesa que rompa a hervir rápido. Luego pongo a un fuego medio-bajo. Empezará a formarse una espuma en la parte superior de la cazuela, retira con una espumadera.

IMG_5979

Y nada, ahora a esperar, deja que vaya cociendo a fuego lento y remueve con cuidado cada cierto tiempo. Tendrás por delante un par de horas aprox., ve probando y cuando notes que están casi hechas pasamos al siguiente punto. Ahora retira toda la verdura y tritura bien. Añade unas cuantas fabes también para triturar, eso hará que espese un poco más el caldo, introduce en la cazuela de nuevo todo lo triturado y mezcla con cuidado. Te quedará algo parecido a esto

IMG_5980

Estamos llegando al final. Ahora nos queda preparar las almejas. Pon en una sartén un poco de aceite y añade un par de ajos cortados en láminas. Cuando se empiecen a dorar añade las almejas y un poco de vino blanco con perejil picado. Pon una tapa y espera a que se abran.

IMG_5982

Inmediatamente después de que se abran corta la cocción (no nos interesa que se hagan demasiado). Añade solo el caldo a la cazuela y termina de cocinar les fabes. Ahora solo tienes que añadir la sal al guiso y cuando tengas la textura deseada añade las almejas y deja reposar unos minutos con el fuego ya apagado. Sírvete un plato y disfruta. Date el capricho de ponerte una copita de vino. ¡Hoy te la has ganado!

Panacota 3.9

No soy muy dado a los postres, veo que es un tema que precisa más de medidas que de intuición, y tal vez por eso no termino de cuajar yo mucho en ese espacio. Pero si hay un postre sencillo y rápido de hacer, ese es la panacota (panna cotta). Hoy he querido jugar un poco con ingredientes nuevos así es que pondré los ingredientes básicos para una panacota sencilla. Y después (si queréis jugar un poco más) añadiré el resto para completar el plato. Empezamos.

Ingredientes

500ml. de nata líquida para montar.

50gr. de azúcar (aquí ya sabéis que al gusto, pero tampoco conviene pasarse)

Vainilla (lo suyo es utilizar una vaina de vainilla, pero si utilizas esencia tampoco te vamos a mirar mal. De echo yo hoy he usado un concentrado con semillas).

2 láminas de gelatina neutra.

IMG_5956

Y hasta aquí todo lo necesario para nuestra panacota. Ponemos en un cazo la nata, el azúcar y la vainilla, lo llevamos a ebullición (no te pases con el fuego, pon un fuego medio que la nata vaya cogiendo el sabor de la vainilla), una vez hierva, retira del fuego e introduce las láminas de gelatina que previamente habrás hidratado en agua muy fría (escurre bien las láminas antes de meterlas). Y listo, remueve un poco hasta que se fundan en la mezcla. Y ya está, nuestra panacota está lista. Cuando se temple un poco ponla en los moldes que más te gusten y deja enfriar.

IMG_5958

Vale, ya tenemos la panacota en la nevera enfriando. Pero yo he querido jugar un poco más. Para ello necesitaremos lo siguiente.

Ingredientes:

50ml. de licor de almendra amarga

100ml. de agua

1,5gr. de agar-agar (para el que no lo conozca, el agar es un gelificante de origen vegetal que permite básicamente hacer gelatinas calientes, no me voy a enrollar con la teoría).

He querido preparar una lámina fina de esta gelatina para acompañar a la panacota. Basta con añadirlo todo en un cazo y darle calor por encima de los 80º durante un mínimo de 2 minutos (o el agar-agar no gelificará). Bueno el resultado es algo parecido a esto.

IMG_5957

IMG_5967

Vale, una vez preparada la gelatina la retiramos, no es necesario meter en la nevera, una vez que haya gelificado no perderá la forma.

Ya estamos casi terminando, solo nos falta darle un toque ácido, para que los sabores no fueran tan neutros he pensado en pomelo rosado. Basta con licuar y hacer un zumo, tampoco te emociones poniéndole al plato, porque corres el riesgo de cargarte tu súper panacota. De echo yo lo que he utilizado ha sido la espuma (o aire), ni siquiera el líquido, para ello basta con meterle aire con una batidora al zumo y si ya te quieres coronar utiliza un poco de lecitina de soja para hacer que ese aire no pierda la forma.

IMG_5963

Vale lo tenemos todo. El colofón final de hoy ha sido el toque divertido. ¿Os acordáis de las “peta-zetas”?, pues eso, he utilizado un poco de azúcar efervescente para terminar de emplatar. Después de la experiencia, os diría que podéis pasar de la gelatina, o incluso del pomelo, pero si podéis haceros con el azúcar no dudéis en utilizarlo. Os encantará, palabrita de cocinillas.

Hamburguesa espacial 2.6

La hamburguesa espacial no deja de ser una hamburguesa. Pero estamos tan acostumbrados a lo mismo de siempre que hay veces en las que surgen las ganas de probar algo distinto. Este plato ha surgido de algún rincón oculto de mi cabeza. No le busco explicación, porque seguramente no la tiene. Vamos a ello.

Ingredientes:

Una hamburguesa de ternera (más adelante explicaré como las preparo)

Medio aguacate

Pimiento rojo

Queso de untar

Nuez moscada

Salsa de soja

Queso curado

Pepino (que previamente pondremos con agua, vinagre y sal)

Leche

Pues nada más, en primer lugar haremos un guaca-mole muy sencillo, basta con añadirle un poco de aceite y sal al aguacate y será suficiente. Yo suelo añadir unas gotas de tabasco verde para darle ese puntito picante.

Cortaremos unos diminutos trozos de pimiento rojo y reservamos.

IMG_5924

Una vez hecho esto, el siguiente paso será cortar tiras muy finas de pepino (puedes usar una mandolina o si tienes buen pulso tira de cuchillo). Las pondremos en un bol con un poco de agua, vinagre y sal. Prueba la mezcla y varía a tu gusto, pero recuerda que tiene que simular a un pepinillo en vinagre para que tenga gracia.

IMG_5923

Ya nos falta menos, ahora sólo tenemos que coger una sartén y poner un poco de queso de untar, nuez moscada (no te pases con la nuez moscada, tiene un aroma muy potente), añadimos un chorrito pequeño de salsa de soja y un poco de leche, no te emociones con las cantidades, calcula los comensales y la cantidad que necesitas para el emplatado final. Calienta todo a fuego lento y deja que funda todo hasta que quede una masa uniforme y compacta (que no dura), ligera, cremosa…

IMG_5926

Por último solo nos queda hacer la hamburguesa y colocar todos los elementos. Date el gusto y fríe unas patatas. Buen provecho!

IMG_5925

Mermelada de higos 1.3

Estamos en temporada de higos y que mejor forma de aprovecharlos que haciendo mermelada. Vamos a ello. Esta receta es propia, aunque tampoco he utilizado nada fuera de lo normal que no se haya inventado ya.

Ingredientes (para 1kg. aprox. de higos):

1kg. de higos maduros (cuanto más maduros, más dulces. Tenlo en cuenta a la hora de añadir el azúcar)

300gr. de azúcar (puedes variar la proporción y añadir azúcar de caña)

500ml. de agua.

En un saquito de tela añade un poco de canela en rama, unas hojas de hierbabuena, unos cuantos clavos y un poco de piel de limón.

higos3

La elaboración es sencilla, pelar los higos y colocarlos en una olla con el azúcar, el agua, y el saquito de tela cerrado. Llevar a ebullición y cocer a fuego lento, removiendo continuamente durante unos 40-45 minutos aprox.

higos4

Si quieres conservar la mermelada durante un período largo de tiempo, es recomendable que la metas en tarros de cristal. Esteriliza los tarros poniéndolos a hervir a fuego lento. A continuación (con la mermelada recién sacada del fuego) llena los tarros y ciérralos bien. Colócalos boca abajo y conseguirás hacer el vacío. Deja que enfríen y a disfrutarla.

higosfin

Pizza de atún 2.1

Empezamos el blog con algo sencillo, una pizza. Más adelante iré añadiendo recetas para hacer diferentes tipos de masa. Por el momento la más sencilla para salir del paso y que yo suelo usar es esta:

Ingredientes:

250g. de harina (especial para pizzas)

125ml. de agua tibia (yo suelo poner un poco menos de agua y añado unos 25-50ml. de leche)

Sal y 3 cucharadas soperas de aceite de oliva

Se amasa todo bien y se hace una bola. Se deja fermentar en un bol con un trapo húmedo cubriendo por encima. Con media hora de reposo será suficiente. Yo vuelvo a amasar pasada esa media hora y envuelvo la masa en papel film, para dejarla otros 20 minutos aprox.

Luego solo consiste en estirar y meter en la parte baja del horno a máxima potencia (según el horno, pero unos 250º es lo normal que solemos tener en la cocina) para que la masa cree una corteza dura en la parte inferior. Cuando esté lista la masa, sácala y añade los ingredientes que más te gusten. La que he preparado hoy lleva una base de tomate, orégano y mozzarela, atún, rúcula, queso edam y alcaparras.

IMG_5841